La Bolsa

octubre 30, 2008

¡Por fin!, un día de “siesta”

Filed under: diario de un minorista — Hinojal @ 8:04 am

 

A este ritmo en 7 sesiones nos pondremos en positivo en el año y no se trata de recuperar en una semana las pérdidas que hemos acumulado en las últimas 44. No caer ya es un gran consuelo, pero quemar etapas al alza es pasarse de frenada, sin suelo no habrá manera de colocar la “primera piedra”; Tal vez es pronto para decir nada, pero subidas del 9,42 % aún después de una bajada de casi el 50 % que llevamos, es demasiado para un sólo día.

– Si baja la bolsa se quema y si sube se queja.

– No, si baja “brutalmente” me quemo y si sube “desesperadamente”, también.

– Creo que es normal, no ?, ayer los del “otro lado” han subido un 11 % !.

– Síntoma inequívoco de que están peor de lo que pensaba, cuando no saben qué hacer “tiran” las acciones, trabajo para los “basureros”, después “desbocados” vuelven preguntando por ellas.

– Qué me dice Vd. de Mapfre?. Estará subiendo por el cierre de “cortos”, no?.

– Ja,ja, la expresión de moda para justificar nuestro propio pánico vendedor. Pues no, es por los resultados que ha obtenido, aunque tiene Vd. parte de razón, el cierre de los “cortos mentales” ayudará mucho a todos los valores.

– Qué hago con las BBVAs que me compré, ya les gano un 10 %

– Póngalas bajo llave y olvídese de ellas de momento y siempre y cuando no lleguen a 9,25 euros en 10 sesiones.

– Eso es mucho dinero, no?.

– Mucho menos de lo que yo pierdo.

6 sesiones para encontrar un suelo, y urge, porque debajo sólo queda la fosa de las Marianas.

La mitad de las pérdidas que acumula el Ibex es por los movimientos especulativos de la venta a descubierto de los “cortos mentales” que, ni estando fuera ni dentro venden a “destajo” para que se cumpla el dicho de : “mal de muchos consuelo de `cortos´“.

Y que conste:

Cuando yo compro, hay otra persona que vende, y cuando vendo hay otra persona que compra. ¿Hasta qué punto es probable que yo sepa algo que esa otra persona no sepa?.

El riesgo es  una combinación de dosis iguales de dos ingredientes: probabilidades y consecuencias.

El filósofo de inversión Peter Bernstein llega a la siguiente conclusión: “A la hora de tomar decisiones en condiciones de incertidumbre, las consecuencias deben dominar a las probabilidades. Nunca sabemos lo que va a pasar en el futuro”. Extraído del libro el inversor inteligente. A ver si me aprendo esto de memoria de una vez.

 

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: